Cómo diferenciar la Flor Macho y la Flor Hembra del Calabacín

El calabacín es una hortaliza popular en los huertos urbanos debido a su fácil cultivo y alta productividad. Se puede plantar tanto a partir de semillas como de plantones, y se recomienda usar un macetón grande y un buen sustrato. Es importante no combinarlo con otras plantas en la misma mesa de cultivo debido a su potencial de crecimiento.

Características de las Flores del Calabacín

El calabacín produce dos tipos de flores: macho y hembra. Es fundamental diferenciarlas para asegurar una correcta polinización y obtener frutos.

Flor Macho

  • Color: Naranja
  • Tallo: Simple, similar a un tallo normal

Flor Hembra

  • Identificación: Presenta un pequeño calabacín detrás de los pétalos
  • Desarrollo: Una vez polinizada, la flor hembra se convierte en el fruto del calabacín. La flor se desprende y el calabacín empieza a crecer.

Polinización y Cosecha

Tras la polinización, el calabacín comienza a desarrollarse. Los mejores calabacines son aquellos que se cosechan pequeños, ya que tienen mejor sabor. Una sola planta de calabacín puede ser muy productiva, proporcionando calabacines durante toda la temporada.

Cultivo en Macetas

El cultivo de hortalizas en macetas es una práctica cada vez más común, especialmente en espacios reducidos. Para lograr buenos resultados, es esencial elegir contenedores grandes que permitan un buen desarrollo de las raíces.

Consejos para el Cultivo en Macetas

  • Contenedores Grandes: Más volumen de tierra y mayor autonomía para las raíces
  • Sustrato Adecuado: Utilizar un buen sustrato para huerto urbano

Beneficios del Huerto Urbano

Cultivar calabacines y otras hortalizas en un huerto urbano no solo proporciona alimentos frescos, sino que también es una actividad relajante y educativa para toda la familia.


Raiola Networks

Deja un comentario