fbpx

¿Cómo pulverizar las plantas?

La pulverización es una forma de riego suave que permite mantener verdes aquellas plantas que requieren de un nivel alto de humedad, pero también que no se dañen y caigan hojas y flores con la fuerza del agua. Mediante un pulverizador se puede hacer un riego en forma de lluvia ligera o añadir algún insecticida con eficacia y llegando a todas las hojas. Una tarea realmente importante para el cuidado tanto de las plantas del interior como de las de jardín y, especialmente, de los semilleros.

Aunque todos los momentos del año son importantes para las tareas de riego, la primavera y el verano requieren efectuar tareas más intensas para hacer frente al calor y las plagas de insectos. Si se desea comprar un pulverizador, además de consultar esta comparativa tan práctica, es importante saber qué beneficios aporta y cómo llevar a cabo la tarea de pulverizar las plantas.

¿Cómo pulverizar las plantas? 1

¿Por qué es conveniente pulverizar las plantas?

Los pulverizadores se presentan como una de las mejores soluciones para poder regar y limpiar de polvo y ácaros las hojas de las plantas, además de prevenir cualquier plaga de tu jardín con todo el mimo y delicadeza que se merecen. Así, con un pulverizador se consigue aplicar el agua, fertilizantes e insecticidas en forma de lluvia fina y completa logrando mantener las plantas bien hidratadas, frescas y sanas.

En el caso de los fertilizantes, el pulverizador facilita aplicarlos en superficies tan amplias como un césped o en las plantas que se tengan en interiores y exteriores. Una tarea tan útil y necesaria como la lucha contra los insectos y otras plagas que atacan a plantas, árboles y césped.

Las fumigaciones contra insectos hay que efectuarlas al principio de la primavera, especialmente antes de que broten las flores. Para conseguir que las fumigaciones sean eficaces es preciso pulverizar fungicidas e insecticidas de amplio espectro durante todos los meses de primavera y verano.

¿Cómo hay que pulverizar las plantas?

El sistema de riego de pulverización es ideal para regar semilleros y plantas de interior al ser su chorro más suave y no remover las semillas, además de ser la única forma de limpiar y regar de forma suave las plantas de interior al no contar con la presencia de agua de lluvia. La delicadeza de este tipo de riego favorece el cuidado de plantas tropicales y subtropicales, además de evitar el efecto de la sequedad que provoca la calefacción y el aire acondicionado en el interior de las casas.

Por otra parte, es importante evitar el exceso de agua para evitar la aparición de enfermedades fúngicas. Unas enfermedades que ocasionan manchas en las hojas y podredumbre, con el consiguiente deterioro y posible muerte de las plantas.

Otro de los consejos sobre cómo pulverizar las plantas correctamente es emplear siempre agua tibia, ni caliente ni fría. Para ello se recomienda dejar el agua de riego en reposo toda una noche o todo un día antes de regar. Una manera de lograr que la temperatura sea la del ambiente, además de potenciarse así que el calcio que compone el agua se deposite en el fondo del depósito en el que se tenga el agua y el cloro se evapore.


⭐ Valora este articulos:

0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 (0 votos, promedio: 0,00 de 5)
Tienes que registrarte como miembro para valorar esto.
Cargando...


Deja un comentario